008

Turismo Activo

1. Restos del castillo medieval de Carpio Bernardo:

Lo que se conserva en la actualidad son restos del siglo XII pero hay documentado un castillo en la zona desde el siglo IX. Se dice que fue la fortaleza del héroe del romancero Bernardo del Carpio. El rey Alfonso X lo cita en su Crónica general de España, donde habla de su fundación.

  • En bicicleta: Salir en dirección norte por cualquiera de los tres caminos que salen del pueblo. Esta es la base para la mayoría de las rutas. Encontraremos un camino transversal  (km. 2,5) que está en buen estado. Si giramos a la derecha llegaremos a la localidad de Terradillos. Desde allí hay que dirigirse hacia Carpio Bernardo, siempre por carretera. Una vez en el pueblo, la subida al castillo es relativamente cómoda. Además, alrededor del Castillo hay una serie de caminos muy visibles que nos llevarán hasta Alba de Tormes por un lado o Villagonzalo por otro.
  • A pie: Se recomienda dejar el coche en la propia localidad de Carpio Bernardo y desde allí realizar la subida al castillo desde donde se puede ver un amplio tramo del río Tormes y el azud de Villagonzalo. También se puede  hacer un recorrido por los caminos de la zona.

2. Recuerdo de la batalla de Arapiles.

Tuvo lugar en julio de 1812 y fue uno de los enfrentamientos más importantes de la guerra de la Independencia Española. El ejército anglo-hispano-portugués al mando del primer duque de Wellintong consiguió una importante victoria sobre el ejército francés que se batía en retirada de la Península. El escenario permite imaginar cómo fueron los movimientos de las tropas. Además, en el pueblo de Arapiles hay un centro de interpretación de esta batalla. El grande tiene una altura de 908 metros, lo que nos permite ver una gran extensión de terreno a su alrededor.

  • 002En bicicleta: Volvemos a salir en dirección norte hasta coger el camino transversal del monte y dirigirse de nuevo hacia Terradillos. En esta ocasión no hace falta entrar en esta localidad. Habrá que buscar caminos que nos lleven en dirección norte y lo más cerca posible a la vía del tren. Hay varios bien marcados. Atravesaremos por diversas construcciones, entre ellas una fábrica abandonada de ladrillos y ahí es importante coger el camino de la izquierda, que nos dejará, en unos 4 kilómetros en la falda del Arapil grande. En esta zona hay que tener cierta precaución puesto que hay explotaciones ganaderas y en ocasiones encontraremos perros sueltos. La subida al Arapil grande está perfectamente marcada y desde arriba se pueden ver los distintos caminos a seguir.
  • A pie. Recomendable dejar el coche en la localidad de Arapiles. Visitar el centro de interpretación y luego dirigirse al campo de batalla para subir a los dos arapiles, el grande y el chico. El paseo también nos puede llevar, sin demasiado esfuerzo, a la localidad de Calvarrasa de Arriba.

3. Paseo por el monte de Cuatro Calzadas.
Se trata de un histórico cruce de caminos que unía la Cañada Real (ruta de pastores) con la Ruta de la Plata. En la actualidad existen varios establecimientos hosteleros, una piscina, un camping y una gran urbanización que la han convertido en una zona de esparcimiento.

003

  • A pie: Salimos en dirección hacia Martinamor y a los pocos metros encontramos una pista a la derecha que nos llevará directamente hasta la zona hostelera de Cuatro Calzada, si bien hay que cruzar la antigua carretera nacional 630. Este paseo ronda los 4 kilómetros. Desde allí salen infinidad de caminos que permiten contemplar el paisaje típicamente salmantino con encinas y ganado pastando en las fincas. Existe también la posibilidad de realizar rutas a caballo desde Cuatro Calzadas.
  • En Bicicleta: Existe una ruta muy conocida por los ciclistas que se denomina del Marques de la Maza y que une las localidades de Monterrubio de la Sierra con Terradillos a través de lo que fue una calzada romana.

4. Monte de Valdemierque.
Cualquiera de los caminos que salen en dirección norte nos llevarán a una zona de monte de encinas con caminos bien trazados por la concentración parcelaria. Permiten un agradable y cómodo paseo puesto que tan sólo hay que superar una pequeña cuesta en los primeros metros como principal dificultad.

5. Monte de Martillán.
Esta ruta parte en dirección sur, el más directo es que sale junto a la parte trasera de la iglesia y que nos llevará directamente a otra zona de encinas y robles donde abundan las fincas para ganado. Se puede realizar el regreso a través de la localidad de Martinamor y posteriormente volver a Valdemierque por la carretera. También es  una zona muy apta para recorrer con la bicicleta puesto que existen infinidad de caminos en un estado aceptable.

6. Rutas por la Sierra de Béjar y Candelario.
Buen lugar para los amantes de la montaña. Se pueden realizar ascensiones a picos como El Calvitero, Los Dos Hermanitos o Peña Negra (más asequible). Un buen punto de partida es la localidad serrana de Candelario. Las Lagunas del Trampal o el circo de Hoyamoros son otros puntos interesantes. En invierno es necesario llevar equipo de nieve.

006

  • Llano Alto. Se accede desde el santuario de El Castañar y supone el inicio de varias rutas tanto de senderismo como de mountain bike.
  • Montemayor del Río. Situado en la parte más baja de la zona, junto al río Cuerpo de Hombre. Por allí pasa la antigua Ruta de la Plata muy bien conservada en algunos tramos. Recomendable el Puente de la Malena, al que también se puede llegar desde el cruce de Puerto de Béjar.

7. Rutas por la Sierra de Francia.
El centro neurálgico de la zona es la localidad de La Alberca, donde está la casa del parque. Ideal para conjugar senderismo y turismo rural. Abarca una amplia zona puesto que comienza en la Sierra de las Quilamas (zona de Linares) y llega hasta Sotoserrano (límite con Cáceres y Las Hurdes). Pueblos de gran belleza como Mogarraz, Cepeda, Miranda del Castañar o Valero.007

  • Entre los senderos destaca El Camino del Agua, muy concurrido porque es uno de los más publicitados. Es circular, lo que sin duda lo hace más atractivo, y tiene en su recorrido una serie de esculturas (muy recomendable sobre todo en los primeros días de la primavera). Sale desde la localidad de Mogarraz.
  • También resulta imprescindible subir a la Peña de Francia, santuario referencia en toda la provincia. En invierno suele haber mucha nieve; si el día está despejado, las vistas son realmente impresionantes. Se puede llegar desde La Alberca.
  • Sotoserrano: La última localidad de la provincia de Salamanca antes de llegar a Cáceres. Todos los años organiza una importante marcha nacional de Mountain Bike por lo que tiene muy buenos recursos para ello.
  • Monasterio de Las Batuecas. Bonita excursión sobre todo en primavera. Desde La Alberca en dirección sur por una carretera se baja el puerto del Portillo, con un descenso muy pronunciado y realmente bello. Se llega hasta el monasterio de San José de las Batuecas y desde allí en 2 horas andando hasta el Chorro.

8. Rutas por Las Arribes del Duero.
La otra gran zona de riqueza natural de la provincia salmantina. Comprende la zona en la que los ríos Duero y Águeda hacen frontera con Portugal.

008

  • El Pozo de los Humos, sobre todo en época de lluvia que es cuando lleva más agua, es una visita imprescindible. Se puede acceder desde Pereña (se accede en coche hasta unos metros antes del pozo) o desde Masueco (hay que andar la menos 2 kilómetros con importantes desniveles, pero se ve la cascada desde arriba).
  • Ruta circular de Saldeana. Un excursión  muy interesante en la que se puede ver el castro celta más espectacular de la provincia que está enclavado junto a un acantilado de más de cien metros en el río Huebra. La ruta no tiene pérdida puesto que se trata de rodear el castro, aunque a veces el camino se pierde.