Peñaranda, nombres ilustres y alta gastronomía

Peñaranda de Bracamonte es una localidad salmantina que se ha convertido en un cruce de camino. No encontrarás referencias suyas en muchas guías turísticas, pero con esto que te vamos a contar seguro que sacarás tiempo para visitarla. Está apenas a media hora en coche desde la Casa Rural Doña Manuela de Valdemierque. De hecho, si vienes desde Madrid te recomendamos que tomes la salida de la A-50 en esa localidad para llegar hasta nuestra Casa Rural en Salamanca.

Esto es lo que te contamos


Aparentemente se trata de un pueblo castellano rodeado de campos de cereal y con algo de industria. Pero Peñaranda de Bracamonte es mucho más. Es cuna de personaje ilustres de nuestra historia reciente como Germán Sánchez-Ruipérez o Wences Moreno. También es un sitio donde los salmantinos acudimos con devoción a comer, tanto su cocina más tradicional, donde el tostón no puede falta, como las propuestas más innovadoras en Los Álamos.

Wences Moreno, un actor universal

Peñaranda de Bracamonte y Nueva York tienen alguna cosa en común. Una de ellas es que si preguntas por la calle por Wences Moreno o por el Señor Wences, casi todo el mundo esbozará una sonrisa y te contará su historia. Wences Moreno nació en Peñaranda en el año 1896 y durante más de 50 años protagonizó una exitosa carrera artística en Nueva York. Su especialidad era la ventriloquía. Y sí, efectivamente, por el apellido lo habrás descubierto, es familia de José Luis Moreno, en concreto, este es su sobrino.

En este vídeo podéis una de sus actuaciones en televisión. Muchas veces utilizaba tan solo su puño, caracterizado de alguna forma, para crear muñecos con los que interactuaba a través de su voz. Podía hacer varias voces a la vez e incluso hacía personajes mientras fumaba un cigarro o bebía, con la dificultad que eso tiene. Recibió homenajes en Nueva York (donde incluso hay una calle que lleva su nombre cerca de Broadway) y Las Vegas. Se convirtió en toda una personalidad en los famosos «late nigths» de las televisiones estadounidenses a pesar de que en España apenas tuvo reconocimiento. Falleció a los 103 años.  En Peñaranda de Bracamonte encontraréis muchas referencias a este personaje del que, obviamente, se sienten muy orgullosos.

Germán Sánchez Ruipérez, el señor de los libros

Aunque muchos no lo sepáis, por vuestras manos han pasado alguno de los libros editados por Germán Sánchez Ruipérez. Quizá el nombre nos diga mucho, pero si hablamos de la Editorial Anaya seguro que la cosa cambia. La fundó en 1958 y desde entonces se convirtió en una pieza clave en el sector editorial en España. El Grupo Anaya tuvo muchas otras editoriales bajo su manto como Cátedra, Tecnos o Ediciones del Prado.

Germán Sánchez Ruipérez

También tuvo un papel destacado en el sector de los medios de comunicación. Fundó el periódico El Sol, que apenas duró dos años, y también formó parte del Consejo de Administración de Telencico, que presidió durante algún tiempo.

Pero si hay algo por lo que toda Salamanca recuerda a Germán Sánchez Ruipérez es por poner en marcha la Fundación que lleva su nombre. Tuvo sedes en Madrid, Salamanca y Peñaranda de Bracamonte. Estaba dedicada al fomento de la lectura y a la formación de profesionales del sector editorial. No pocos niños salmantinos de los años 80 han dejado de acudir a su biblioteca, talleres y programaciones.

A lo largo de su carrera recibió muchos premios y distinciones. Una de las últimas llegó en 2011, cuando fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca.

Falleció un año después en la República Dominicana después de estar varios días ingresado en el hospital tras una caída.

Peñaranda de Bracamonte también tiene un sitio en la historia nobiliaria española y lo tiene principalmente por su apellido. Los Bracamonte fueron una familia muy reconocida en los siglos pasados que tuvieron cierta importancia en la historia del país y que dejaron algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Dar un paseo por las calles del centro nos ofrecerá una visión muy diferente a la que se puede ver a simple vista. Desde nuestra casa rural en Salamanca la visita a Peñaranda de Bracamonte se convierte en un buen plan.

Un buen sitio para comer

Peñaranda de Bracamonte siempre ha sido un buen sitio para comer. Referencia para muchas de las localidades del entorno, durante muchos años se ha convertido en un lugar de peregrinaje. Esto es como lo de ser del Madrid o del Barça. Durante muchos años o se era del Oso y el Madroño o se era de Las Cabañas. Eran los dos grandes restaurantes de Peñaranda de Bracamonte y en ambos se puede degustar el mejor tostón asado. En Salamanca llamamos tostón al cochinillo asado. La piel crujiente y el interior suave. Te puede gustar más la costilla o las patas, pero cualquier ración que pidas en uno de estos dos templos no te dejará indiferente.

Restaurante Los Álamos. Peñaranda de Bracamonte

Pero en Peñaranda hay mucho más que buen cochinillo asado. Desde hace algunos años cobra mucha fuerza otro restaurante que particularmente nos encanta. Se trata del gastrobar Los Álamos, un lugar en el que la innovación gastronómica es su bandera. La fusión en la gastronomía, utilizando productos tradicionales con otros innovadores que no te dejarán indiferente. Tanto para tomar algo en la barra, con unas tapas espectaculares, como para comer en mesa con una serie de menús muy bien configurados, estamos seguros de que la visita a Los Álamos la recordarás durante mucho tiempo y tendrás ganas de volver. A nosotros nos pasa.

Un cocodrilo en Castilla

Una buena forma de concluir la visita a Peñaranda de Bracamonte y poner de nuevo rumbo a la Casa Rural Doña Manuela, es darse un paseo por la localidad de Santiago de la Puebla. Seguro que recordáis que durante la pandemia surgió la noticia de que había un cocodrilo en el río Pisuerga. Pues bien, en la localidad de Santiago de la Puebla tienen también su propio cocodrilo y desde el siglo XV. Y está en su iglesia, momificado. La leyenda cuenta que apareció tras una crecida del río y que incluso llegó a devorar a una niña, a la que posteriormente rescataron viva tras abrir en canal al reptil. Sin duda, y al igual que ocurrió con el cocodrilo de Simancas, la leyenda

Una casa rural en Salamanca te da para hacer muchos planes y muy variados. En nuestro blog te vamos poniendo algunos de los que nosotros hemos realizado y que nos han gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva ya la Casa Manuela

No espere el último momento… Preguntenos, sin compromiso.

Ir arriba