10 cosas que hacer cuando vamos de Casa Rural

Hacer turismo rural es abrir la puerta a un sinfín de posibilidades que habitualmente nos parecen muy lejanas y para las que no encontramos mucho espacio. Ir a una Casa Rural es tener tiempo libre para pasear por el campo, hablar con los amigos, disfrutar de la lectura o simplemente tumbarse a ver las estrellas. Se trata de aprovechar aquellos que nos da el turismo rural y que no podemos hacer en otros destinos.

Desde Casa Rural doña Manuela, en Valdemierque (Salamanca), te ofrecemos un listado de cosas que a buen seguro te pueden inspirar a la hora de planificar tus vacaciones en una Casa Rural. Te las recomendamos por experiencia propia, porque a nosotros también nos gusta viajar y conocer zonas nuevas, porque venimos de una pandemia y tenemos déficit de disfrutar de los amigos y de la familia, de estar tranquilos y seguros, y vivir los pequeños momentos como grandes oportunidades.

Por supuesto, agradeceríamos que nos comentaras que haces cuándo vas a una Casa Rural. Todas las ideas son buenas y seguro que aportan.

1. Visitar una ciudad especial

Ir de turismo rural supone estar en lugares aislados, rodeados de espacios inmensos y que pocas veces están poco habitados. Pero afortunadamente vivimos en un país en el que las comunicaciones terrestres han mejorado mucho en las últimas décadas y ahora mismo es posible viajar y conocer lugares fascinantes y hacerlo en poco tiempo. En el caso de nuestra Casa Rural doña Manuela, en Valdemierque (Salamanca) lo tenemos muy claro. A tan solo media hora en coche de nuestra Casa Rural tienes la ciudad de Salamanca. Una de las 15 que forman parte de la Red de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

El plan que te proponemos es que un día de los que pases en nuestra Casa Rural vayas a visitar Salamanca. En nuestro blog tenemos una entrada en la que encontrará más información sobre qué hacer durante un día en Salamanca. Básicamente te recomendamos que recorras a pie el centro histórico, que comas en alguna de las terrazas que en la zona antigua y que te tomes un café en la Plaza Mayor. Además, puedes disfrutar de museos como el de la Casa Lis o subir a las torres de las Catedral Nueva o de la Clerecía. Y luego, por la tarde, puedes regresar a nuestra Casa Rural para relajarte tranquilamente.

2. Un paseo por el campo

Estar en una zona rural invita a conocer el entorno. Pasear por el campo es una de las mejores opciones que se puede hacer cuando vamos de Casa Rural. En el caso de Valdemierque tienes varias opciones. Es una zona donde hace ya muchos años que se hizo la concentración parcelaria, por lo que encontrarás buenos caminos por los que andar o incluso montar en bicicleta. Nuestra recomendación es que te dirijas hacia el monte de Valdemierque, donde encontrarás buenos ejemplares de encinas y de robles. También podrás ver explotaciones ganaderas y zonas de cultivo.

Por supuesto, en Salamanca también tenemos zonas muy bellas para hacer senderismo. Desde la Casa Rural doña Manuela, en Valdemierque (Salamanca), puedes acercarte hasta las sierras de Béjar o de Francia, para realizar algunas de las rutas que te proponen desde la Diputación de Salamanca. Rutas para hacer en familia y para conocer entornos muy especiales que harán que te lleves grandes recuerdos de nuestra provincia.

3. Conocer la gastronomía de la zona

Estamos en España, nos gusta comer y nos gusta hacerlo en compañía de la gente. ¿Cuántas veces hemos oído decir que en España se come muy bien en cualquier sitio? Pues así es. Si hablamos de gastronomía y Salamanca hay cosas que no podemos dejar pasar por algo. Por supuesto, el jamón y todos los derivados del cerdo están en un sitio de privilegio. Desde nuestra Casa Rural doña Manuela, en Valdemierque (Salamanca) puedes acercarte a la cuna del Jamón Ibérico de Bellota, a Guijuelo y conocer de primera mano cómo se elabora este preciado manjar.

Pero no solo de jamón vive el hombre. Entre los derivados del cerdo también encontrarás algunos productos que son muy típicos de Salamanca. El morcón ibérico, una especie de chorizo más grueso de lo normal, o el farinato, uno de los embutidos más desconocidos de la gastronomía y que causa furor en los grandes fogones.  Y también el cochinillo asado, que en Salamanca lo conocemos como tostón.

Entre las carnes que también debes probar aparece una variedad vacuna propia de Salamanca. Se trata de la ternera morucha que produce una carne muy jugosa y aromática que hará las delicias de los amantes de la carne.

Pero si lo tuyo no es la carne, en Salamanca también puedes encontrar paraísos gastronómicos importantes. Tenemos una de las zonas de producción de lentejas y legumbres en general más importantes del país. También puedes probar los peces de Alba de Tormes o deleitarte con los postres y dulces típicos de la provincia y que encontrarás en panaderías y pastelerías de la ciudad, así como en algunos conventos de la provincia, puesto que en esta zona la pastelería está muy vinculada con la clausura.

4. Darle libertad a los niños

Muchas veces añoramos la infancia que vivimos los que ahora peinamos canas. Esa que permitía a los más pequeños divertirse en la calle, con los columpios de toda la vida, corriendo y descubriendo cosas a su aire. En Valdemierque (Salamanca), donde está nuestra Casa Rural tienes un entorno ideal para que los más pequeños disfruten con libertad. Pueden jugar en el parque de las antiguas eras del pueblo, o recorrer sus calles hasta llegar a la iglesia vieja o sumarse a los grupos de niños que, sobre todo en verano, llegan para pasar unos días de vacaciones en familia.

En la ciudad de Salamanca también encontraréis grandes parques y zonas verdes a las que podéis acudir con los más pequeños. En la Alamedilla, el parque por antonomasia para los niños salmantinos, hay una gran variedad de columpios, zonas verdes y de esparcimiento como para pasar una tarde muy divertida. En verano, además, se pueden divertir con los chorros de agua, lo que les vendrá muy bien para refrescarse un rato. La otra alternativa que os recomendamos es el Parque de los Jesuitas, donde hay espacio para todo tipo de juegos y una bonita cafetería donde tomar un refrigerio.

5. Hacer una barbacoa

Pocas son las personas que se resisten a una buena barbacoa, sobre todo en esas tardes de verano en las que el frescor de la noche invita a compartir una cena al aire libre con familiares y amigos. En nuestra Casa Rural, en Valdemierque (Salamanca) cuentas con una gran barbacoa en un típico patio de una casa tradicional. Podrás asar carne, verdura, pescados…, y disfrutarlo con la tranquilidad que da un recinto privado, sin prisas. Una Casa Rural con barbacoa en Salamanca es una Casa Rural completa.

Recetas para utilizar la barbacoa hay muchas. También puedes implicar a los más pequeños, para que aprendan cómo se tiene que hacer el fuego, cómo se preparan los alimentos para poderlos posteriormente asar y cómo y cuándo están preparados para poderlos degustarlos.

Un buen amigo nuestro suele decir que una casa rural no es una casa rural si no tiene barbacoa, y qué queréis que os diga, creo que tiene toda la razón del mundo.

6. Deportes al aire libre

La naturaleza es el mejor escenario para hacer deportes al aire libre. Cuando vamos de casa rural nos podemos llevar las bicicletas y disfrutar de bonitas rutas por los alrededores. En el caso de Valdemierque puedes seguir la ruta de su carrera campestre o bien puedes acercarte hasta la vía verde de la Ruta de la Plata.

Paeo a caballo por el río TormesPuedes hacer senderismo y subir a algunas de las cumbres que hay en la cercana Sierra de Béjar. Si vienes en invierno, la estación de esquí de La Covatilla es un buen plan si te gusta esquiar (también hay una zona de trineos). Y si lo tuyo es la pesca, en el Tormes tenemos alguna de las zonas trucheras más importantes el país, eso sí, tendrás que conseguir previamente la correspondiente licencia.

También hay sitios cercanos en los que podrás practicar equitación o jugar al golf en alguno de los campos que hay en los alrededores de Salamanca.

7. Beber una buena botella de vino

A buen vino no hay mal bebedor. Es lo que dice el viejo refrán. Juntarse con los amigos  y abrir una botella de vino es una buena manera de estrechar lazos. En la zona de Salamanca tenemos grandes vinos que puedes probar. Desde la Ribera del Duero hasta los vinos de Toro, en el caso de los tintos (al menos son los que más nos gustan) como los de Rueda para los blancos. Pero también en la provincia puedes degustar buenos caldos de la zona de la Sierra de Francia y de las Arribes. Son dos denominaciones de origen de pequeño tamaño pero que elaboran algunos vinos de gran calidad.

8. Escuchar canciones con amigos

Una de las actividades que solemos hacer nosotros cuando vamos de Casa Rural es escuchar la música que nos unió a nuestros amigos. Es un juego muy sencillo. Basta con tener a mano un teléfono móvil e ir buscando canciones que nos sugieran buenos momentos. Cada uno va poniendo las suyas y explica qué momentos le recuerdan. Es una maravillosa manera de pasar una tarde o una velada estupenda.

Desde luego que cada uno tiene su play-list correspondiente, pero en la nuestra seguro que no faltaría alguna de Radio Futura, de Dire Straits o de Pimpinela. Todos los géneros tienen cabida para disfrutar de la música.

Por cierto, la actividad es compatible con la número 7, ahí el maridaje será completo.

9. Leer un buen libro

¿Cuántas veces ha dicho que no tienes tiempo para leer? A todos nos pasa. No encontramos el momento de coger en nuestras manos un buen libro y ponernos a descubrir historias. Recomendaciones hay muchas. Nosotros os hacemos algunas de las que más nos han gustado en los últimos tiempos. Sin duda, la trilogía de Carmen Mola (Niña Gitana, Red Púrpura y La Nena), o las de Juan Gómez-Jurado (Reina Roja, Loba Negra y Rey Blanco).

Otro de los autores que nos gusta mucho que recomendamos fervientemente es Jesús Carrasco. Tanto su Intemperie como la última que hemos leído, Llévame a Casa nos han parecido fantásticas.

En nuestra Casa Rural de Salamanca puedes disfrutar de la lectura en varios rincones. En nuestros salones, en el patio interior, en la zona de la terraza-solarium o bien en la calle, la tranquilidad la tienes garantizada.

10. Mirar las estrellas

Casa Rural Doña Manuela en SalamancaLos cielos que hay encima de las Casas Rurales son cielos limpios. Los alojamientos suelen estar en zonas aisladas en las que la contaminación lumínica es prácticamente inexistente. Busca una zona en la que no haya farolas y simplemente mira al cielo. También puedes contactar con expertos que os prepararán una sesión de astronomía en la que aprenderéis muchas cosas. Nosotros tenemos unos amigos en Salamanca que os pueden preparar una sesión inolvidable.

Estos son nuestros diez planes, pero desde luego que se pueden hacer muchos más porque una Casa Rural es un lugar para hacer muchas cosas que habitualmente no podemos hacer, por tiempo o por situación. Esperamos que os hayamos ayudado y queremos que nos contéis ¿qué hacéis vosotros cuando vais de Casa Rural?.

1 comentario en “10 cosas que hacer cuando vamos de Casa Rural”

  1. Pingback: Los puentes de otoño son para ir de Casa Rural - Casa Rural Salamanca. Doña Manuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva ya la Casa Manuela

No espere el último momento… Preguntenos, sin compromiso.

Ir arriba